Cóccix desviado, rígido o demasiado largo

Un cóccix normal está formado por dos o tres segmentos. Muchos libros de medicina afirman que normalmente en los adultos, estos segmentos se encuentran unidos en uno solo. Esto es completamente equivocado. Postacchini y Massobrio radiografiaron 171 cóccix y encontraron que menos del 10% de ellos estaban fusionados en una pieza: la mayoría tenía dos o tres y algunos cuatro segmentos.

Normalmente el cóccix se curva hacia delante y se flexiona ligeramente cuando te sientas. Hay dos artículos médicos (Postacchini y Massobrio y Kim y Suk) ue demuestran que si tu cóccix no tiene esta forma, o no flexiona, hay más posibilidades de que sufras dolor que si tu cóccix es normal. Las condiciones fisiológicas que se asocian al dolor son:

Algunas personas con un cóccix especialmente largo me han contado que ésta era la causa de su dolor. Parece obvio que un cóccix largo tiene más posibilidades de sufrir daño o de presionar sobre la piel que uno corto, pero no he encontrado estudios relativos al tamaño del cóccix en la literatura médica.

Estas condiciones fisiológicas no siempre provocan dolor, pero si las posees, tienes más posibilidades de que así sea. No está muy claro por qué causan dolor. En el caso del cóccix desviado, puede proceder de la presión ejercida por el cóccix sobre músculos u otros tejidos. En el caso del cóccix rígido, puede proceder del daño causado en los tejidos que hay bajo la punta del cóccix. Puede provocarse una bursitis (inflamación de las bolsas sinoviales de las articulaciones).

Postacchini y Massobrio estudiaron las radiografías de 120 personas sin dolor y 51 pacientes con dolor de cóccix sin explicación. Descubrieron que lo más común en la forma del cóccix era una ligera curvatura hacia delante; dos tercios de los pacientes presentaban esta fisonomía. Entre los pacientes con dolor de cóccix sin explicación, dos tercios tenían el cóccix muy curvado hacia delante, o dislocado. Por tanto, si tu cóccix apunta hacia delante, en lugar de hacia abajo, hay más posibilidades de que sufras dolor, incluso aunque no tengas ningún accidente.

Esta conclusión se ve apoyada por un artículo reciente de Kim y Suk. Usaron rayos X para medir lo que denominaron “ángulo intercoccígeo” – el ángulo formado por el primer y último segmento de cóccix. Realizaron esta medida en tres grupos: pacientes sin dolor, pacientes con dolor tras un traumatismo y pacientes con dolor sin causa conocida. Descubrieron que los pacientes sin dolor o aquellos cuyo dolor apareció tras un traumatismo tenían un ángulo medio intercoccígeo de 50 grados, cuando los pacientes con dolor en el cóccix de origen desconocido presentaban ángulos alrededor de 70 grados.

Postacchini y Massobrio descubrieron que el 8% de las personas sin dolor tenía el cóccix desviado, apuntando hacia la izquierda o la derecha. Entre los pacientes con dolor sin causa conocida, más del 16% tenían el cóccix desviado hacia un lado.

Diagnóstico

El cóccix desviado puede aparecer en las radiografías. Sin embargo, como algunas personas que no sufren dolor tienen el cóccix desviado, no está suficientemente probado que esta desviación sea la causa del dolor.

Tratamiento

El tratamiento habitual para los cóccix desviados o demasiado rígidos son las inyecciones de corticoesteroides. No se recomienda la cirugía. No he encontrado estudios médicos sobre el tratamiento de cóccix demasiado largos que provocan dolor.

¿Qué es la coccigodinia? | Diagnóstico e investigación | Tratamiento | Sobrellevar el dolor de cóccix | Lista de médicos y especialistas

Estudios y ponencias | Experiencias personales | Lista de webs | English Version