Diagnóstico e investigación del dolor en el cóccix

Uno de los principales objetivos de la investigación es descartar cualquier enfermedad como el cáncer como causante del dolor. Esto es poco probable, pero debe comprobarse. Entre las pruebas que pueden emplearse para ello se encuentran los Rayos X, la Tomografía Axial Computerizada (TAC), la Resonancia Magnética (RM) y la colonoscopia.

A la hora de decidir el tratamiento, es importante distinguir el dolor en el cóccix del dolor de la parte baja de la espalda o de otros no relacionados con el cóccix (ver ¿Qué es la coccigodinia?). Estos problemas pueden ocasionar incomodidad al sentarse, pero requieren tratamientos diferentes a la coccigodinia.

En la mayoría de los casos, las pruebas que se han mencionado no identifican el origen del dolor; es necesario realizar otras pruebas para encontrarlo. La Infiltración local de anestésicos o la Radiografía dinámica (de pie/sentado) normalmente ayudan más a encontrar la causa. Desgraciadamente, muchos médicos no están familiarizados con estas pruebas.

Infiltración local con anestésicos

Esta prueba resulta muy útil para asegurarse de que el origen del dolor está en realmente en el cóccix.

El médico inyecta un anestésico local alrededor del cóccix y te invita a sentarte durante un rato. Esto es para ver si el anestésico alivia el dolor durante una hora o dos. Si lo hace, entonces sabrá que los tejidos que rodean el cóccix son la fuente del dolor. Si la infiltración no alivia el dolor, ni siquiera durante un rato, es probable que no se trate del cóccix, sino de otras posibles causas de dolor en esta zona (ver Qué es la coccigodinia?).

Una prueba similar se lleva a cabo para la neuropatía del nervio pudendo, aunque en este caso son los tejidos que rodean al nervio pudendo los que se infiltran con anestésicos.

El método se describe en el estudio: Coccydynia/Levator Syndrome, A Therapeutic Test. El estudio indica que: 'Es una prueba barata, fiable, mínimamente dolorosa, sin compliacioines, y debería ser realizada cuando un dolor rectal no puede explicarse mediante la exploración física.'

Radiografía dinámica de pie/sentado

En una radiografía dinámica, el radiólogo toma dos radiografías, una contigo de pie y otra sentado. Comparando estas radiografías, se aprecia si tu cóccix se mueve más de lo normal cuando te sientas. Si tu cóccix se mueve mucho, esto demuestra que es inestable. Más información aquí.

Exploración médica

El medico explora el cóccix usando guantes de goma, presionando en la parte frontal, trasera y en los laterales de la punta. La exploración puede realizarse desde el exterior o el interior, introduciendo el dedo en el ano. Si el cóccix es la fuente del dolor, normalmente habrá zonas sensibles en los tejidos que lo rodean, a menudo causando más dolor cuando el médico presiona en la punta. Pero la exploración puede no reproducir el mismo dolor que experimentas al sentarte.

Puedes intentar la exploración tú mismo. Sally Cowell descubrió que resultaba más sencillo si primero extendía crema sobre la piel alrededor del cóccix. De esta forma podía sentir todas las protuberancias y huecos bastante bien. También podía decir exactamente dónde se encontraba el punto sensible. Manteniendo el dedo en ese punto mientras se sentaba, podía apreciar un movimiento hacia fuera cuando su cóccix se dislocaba parcialmente. Le pidió a su marido que marcase el punto con un rotulador para indicar al doctor la localización del dolor cuando hubiera que realizar una infiltración.

El médico también puede explorar la parte baja de la espalda, para ver si el dolor puede tratarse de un dolor transferido, no ocasionado por el cóccix. Te hará inclinarte y tenderte levantando cada pierna y comprobará tus reflejos.

Rayos X

Los rayos X muestran los huesos claramente y otros tejidos ligeramente. Pueden revelar un tumor (cáncer), aunque es muy raro que esta sea la causa del dolor del cóccix.

En la mayoría de los casos, los rayos X no muestran nada anormal, y deben realizarse otras pruebas para encontrar la causa del dolor, como la radiografía dinámica, o la infiltración local con anestésicos.

Una radiografía puede mostrar que el cóccix está doblado por la mitad, que apunta más hacia un lado que hacia otro o que está compuesto por más de una pieza. Muchos médicos no se dan cuenta de que la mayoría de los cóccix están formados por más de un hueso. Cuando observan un cóccix compuestos por dos piezas, pueden decirte que está roto, porque la mayoría de los libros de medicina dicen que debería estar formado por una sola. Esto es un error (ver El cóccix "normal").

TC, TAC

(Tomografía Computerizada, Tomografía Axial Computerizada))

Una gran máquina con forma de donut obtiene radiografías desde varios ángulos diferentes alrededor del cuerpo. Estas imágenes se procesan en un ordenador y se obtienen imágenes de secciones del cuerpo, que se visualizan como diapositivas, como si te hubieran cortado en rebanadas.

En la tomografía se muestran los tejidos blandos y los huesos. Puede mostrar anomalías en la estructura, daños y otras posibles causas del dolor, como el cáncer.

Se ofrecen más detalles del método TAC en la página web Medicine net site.

Resonancia Magnética

Para realizar una resonancia magnética te tiendes en una máquina con forma de tubo durante aproximadamente una hora. Tu cuerpo es bombardeado con ondas de radio y se detectan las señales de retorno que emiten los átomos de hidrógeno presentes en el interior. Esta señal se emplea para obtener una imagen de tejidos, que se visualizan como diapositivas, como si te hubieran cortado en rebanadas. Se ofrecen más detalles sobre la Resonancia Magnética en la web Medicine net site.

Este método puede mostrar si existen espículas óseas o espolones en el cóccix. Nota - un paciente me contó que si se realiza una resonancia magnética de la pelvis, la imagen del cóccix no es lo suficientemente grande como para apreciar la existencia de una expícula. Así que debes asegurarte de que lo que se quiere obtener es una imagen clara del cóccix.

Los aparatos de Resonancia Magnética horizontales pueden resultar desagradables si sufres claustrofobia. Actualmente existen máquinas abiertas en las que puedes situarte de pie o sentado. Estas pueden emplearse para observar si tu cóccix se disloca cuando te sientas, igual que en una radiografía dinámica. Fonar news cuenta con un diagnóstico con éxito de un cóccix dislocado mediante el uso de la Resonancia Magnética en posición de sedestación:

"Teníamos una paciente que experimentaba dolor en su cóccix. Aunque se le habían realizado Resonancias Magnéticas tradicionales, en ninguna imagen aparecía una explicación para su dolor, hasta que se le realizó una resonancia en posición sentada en la Fonar Stand-Up MRI. Las imágenes, que eran de excelente calidad, mostraron una dislocación distal en el cóccix. Este problema solo pudo identificarse al escanear a la paciente verticalmente (en posición sentada)."

Ver también Resonancia Magnética de los músculos del suelo pélvico en posición vertical de sedestación.

Colonoscopia

La colonoscopia permite al médico explorar el interior de tu cólon, para ver si existe algún daño que puede estar causando el dolor. Esto incluye la búsqueda de un tumor u otras enfermedades.

Se efectúa introduciendo un instrumento por tu ano. Como cabe esperar, resulta incómodo.


Actualizado 2019-07-20

¿Qué es la coccigodinia? | Diagnóstico e investigación | Tratamiento | Sobrellevar el dolor de cóccix | Lista de médicos y especialistas

Estudios y ponencias | Experiencias personales | Lista de webs | English Version