Coxis hipermovil

Anonimo, España

enviado 2019-03-02

Soy de Madrid (España) y durante el embarazo (sexto mes aproximadamente) comencé a notar dolor en la zona del coxis al estar sentada en el trabajo (trabajo en una oficina sentada en silla todo el tiempo). El médico me dijo que el dolor era normal y provocado por el bebe, que en el momento en que diese a luz el dolor desaparecería.

Tras el parto (Julio 2017 por cesárea), disfruté de dos meses sin dolor, pero una vez que pasaron esos dos meses el dolor empezó a ser más fuerte, no podía sentarme, no podía tocarme nadie la zona del coxis y los glúteos. Pensé que sería consecuencia del postparto, así que a los 6 meses (Enero 2018) comencé a buscar soluciones una vez que comprendí que ese dolor no era normal...

Comencé con Traumatólogos, cada semana tenía dos citas con diferentes doctores, me dijeron que la única solución era realizar infiltraciones, pero leí en esta página que podían hacerte empeorar, así que seguí buscando soluciones.

En la resonancia se ve la última vértebra del coxis luxada, pero los doctores me dijeron que no tiene por qué provocar dolor una luxación de esa pieza.

Solo un traumatólogo me recomentó quitar el coxis, me dijo que este hueso no pintaba nada en la anatomía y que se podía eliminar sin problemas, así que busqué un Neurocirujano que me confirmase que dicha intervención sería el mejor tratamiento. El Neurocirujano me confirmó que el coxis NUNCA SE DEBE QUITAR porque el dolor puede ser el mismo o mayor.

Después de todas estas malas noticias con la medicina tradicional, comencé a buscar soluciones en el mundo de la Quiropráctica. Esta opción fue peor... me colocaron el hueso luxado manualmente y el dolor comenzó a ser aún mas intenso. En una de las sesiones la quiropráctica se dio cuenta de que mi coxis se movía solo y que no podía colocar algo que se movía, así que me dijo que no podía ayudarme más.

Una vez que me dieron una nueva pista de lo que me pasaba, decidí buscar profesionales en suelo pélvico con experiencia en coccigodinia, la primera profesional que visité me confirmó que tenía el coxis hipermovil y no quiso tratarme. Estaba en sock, confusa...necesitaba tener una vida normal.

Hablando con una amiga sobre mi problema me recomendó otra profesional de suelo pélvico, la verdad que ya no creía en nada...pero tenía que intentarlo (marzo 2018)

Y ella fue mi salvación, me confirmó de nuevo el diagnóstico, coxis hipermovil pero me dijo que quería intentar eliminar las tensiones que tenía por todo el cuerpo (tenía todo el cuerpo contracturado), me pidió que le dejase trabajar en algunas sesiones e íbamos viendo.

Me hizo sentir super cómoda, como si estuvieses con una amiga, para mí este punto es super importante, porque las sesiones de suelo pélvico son muy incómodas (alquien trabajando tu coxis manualmente no es el mejor plan para una tarde de viernes).

A día de hoy (Febrero 2019) llevo ya 6 meses incorporada al trabajo en una silla especial en la que puedo sentarme sin dolor (silla Elegance kulik, dejan probarla antes de comprarla), ahora puedo ir a un restaurante, cuando siento dolor, cambiando la postura de la pelvis desaparece.

No estoy del todo bien, pero estoy muchísimo mejor, estoy segura de que sin este tratamiento seguiría sin poder trabajar, por ello quería compartir la web de Marta Toribio (mi fisioterapeuta de suelo pélvico) Doctors and specialists in Spain.

A todos los que sufrís coccigodinia, os mando un abrazo y mucha suerte.

Kulik orthopedic chair

KULIK SYSTEM   youtube video.

¿Qué es la coccigodinia? | Diagnóstico e investigación | Tratamiento | Sobrellevar el dolor de cóccix | Lista de médicos y especialistas

Estudios y ponencias | Experiencias personales | Lista de webs | English Version