Calentar o enfriar la zona para reducir el dolor del cóccix

Algunas personas encuentran que el calor reduce el dolor, a otras les ayuda el frío. Tendrás que experimentar cual te va bien a ti.

Calor

Jo escribe: consigue una buena almohadilla térmica. Se consigue mucha comodidad con el calor.

La gente usa almohadillas que se calientan en el microondas, bolsas de agua caliente o almohadillas eléctricas.

Frío

Mark escribe: las bolsas de hielo quitan el dolor.

Katherine escribe: encontré que el frío ayuda, pero ¡no es fácil poner una bolsa de hielo en esa parte sin congelar otras zonas muy sensibles! Así que me fabriqué una bolsa que encajase justo en esa parte. Aquí explico como:

Primero, consigue un guante de examen como los que usan los médicos. Si los pides, a menudo te darán un par. Rellena cuatro de los dedos (el pulgar no) con agua, más o menos hasta ¾ de su capacidad. Pon el guante en el congelador, con los dedos colgando de la bandeja y pon algo encima para sujetarlo. Congélalo.

Así tendrás un guante con cuatro dedos congelados. Córtalos por donde se unen al guante y átalos firmemente en los extremos con una goma para sellarlos. Así tendrás cuatro bolsitas de hielo que encajarán fácilmente en la raja del trasero. Se funden muy rápido (después de todo, solo es hielo), así que es bueno tener unos cuantos, de forma que puedas usar uno mientras los otros se congelan de nuevo.

¿Qué es la coccigodinia? | Diagnóstico e investigación | Tratamiento | Sobrellevar el dolor de cóccix | Lista de médicos y especialistas

Estudios y ponencias | Experiencias personales | Lista de webs | English Version